• reconstruccionmamaria_madrid

El cáncer de mama en mujeres es el tercer tipo de cáncer más frecuente en España con un total de alrededor de 16.000 nuevos casos al año. En la actualidad, existen numerosas alternativas para el abordaje de esta enfermedad que conducen a la recuperación de la paciente y a su vuelta a la vida normal. En este sentido, es importante destacar las virtudes y ventajas que aporta la cirugía plástica en este aspecto.

Gracias a la reconstrucción mamaria la mujer deja de sentirse mutilada y recupera su feminidad y figura corporal para readaptarse a sus costumbres y vida en general. Por este motivo, esta intervención es un reto constante para los cirujanos plásticos que juegan un papel muy importante en la recuperación psicológica e integral de la paciente.

La cirugía para la reconstrucción de la mama consigue recrear una nueva en pacientes que han sufrido un cáncer u otra enfermedad y que han sufrido su extirpación (mastectomía) para poder curarse.

Mamas caídas

La operación

La cirugía consiste en crear una nueva mama, desde recuperar el volumen hasta el pezón, areola y piel si fuera necesario. Para ello, existen dos opciones de abordaje: la reconstrucción inmediata, es decir, aquella que se realiza en el mismo momento de la intervención en la que se extirpa la mama, y la reconstrucción diferida, o lo que es lo mismo, la realizada pasado un tiempo desde la mastectomía. La elección dependerá tanto de las características e historial particular de la paciente para conseguir los mejores resultados así como de su voluntad.

Existen dos técnicas principales que se utilizan para la reconstrucción mamaria aunque cada caso debe estudiarse de una forma individual e independiente y pueden utilizarse otras alternativas.

Mamas caídas

Una de ellas consiste en la colocación de un globo expansor para conseguir estirar la piel y, de esta manera, poder colocar una prótesis. Este globo, se coloca debajo de la piel y el músculo y se va rellenando con suero a través de una válvula hasta conseguir que el tejido se estire lo máximo posible. Cuando la cantidad de piel es suficiente se sustituye el globo expansor por una prótesis definitiva.

Otra alternativa es utilizar tejido de otras partes del cuerpo del propio paciente (espalda, nalgas, abdomen…) e incluso, en algunos casos, emplear un implante.

Panel

Campos obligatorios.

Nombre(*)
Por favor, introduzca su nombre completo.

E-mail(*)
Por favor, introduzca una dirección de correo electrónico correcta.

Teléfono(*)
Por favor, introduzca un número de teléfono correcto.

Motivo de visita(*)
Por favor, indique el motivo de su visita.

(*)

¿No legible? Cambiar texto.Entrada no válida.

PORCUNA & DE BENITO

También puedes llamar al:
Teléfono: 91 563 07 40